640 287 520 info@traducine.com

Hola, hola, hola:

Sí, que sí, que sigo viva. Es que las últimas semanas no he parado entre cursos varios a los que me he apuntado, temas de organización de proyectos en los que participo ahora de forma más activa, arrimar el hombro un poco más de la cuenta, que había enfermitos en casa, y como dicen por ahí, reinventarme laboralmente hablando… pero aquí estoy de nuevo con otra expresión que espero que os guste.

Cuántas veces nos hacemos ilusiones con algo o iniciamos una nueva aventura, ya sea personal, laboral o de cualquier índole, y por razones ajenas a nosotros, se nos chafan los planes. Quienes me conocéis en persona, sabéis de buena tinta que tengo un carácter bastante entusiasta y que me implico mucho en todo cuanto emprendo. Esto es bueno y es malo y pese a que los años me han enseñado a intentar no esperar demasiado de nada para valorar más lo que me encuentre, no dejo de llevarme mis pequeños chascos cuando las cosas se tuercen.

No sé si habéis visto alguna vez la serie Rizzoli & Isles, pero una de sus protagonistas, Jane, tiene una frase que repite de vez en cuando cuando algo no le sale como esperaba o de alguna manera se le desbaratan los planes. Su expresivo «bummer» podría ser equivalente a decir algo como «qué pena», «qué faena» o «qué chasco».

EJEMPLITO AL CANTO (Rizzoli & Isles):

Contexto: Jane habla con Maura a ver si las pruebas que están haciendo en el laboratorio les esclarecen algo sobre la investigación que se traen entre manos gracias a un resultado positivo. Sin embargo, las cosas no les llevan a buen puerto

MAURA: Neither impression is very clear.

JANE: So four negatives. Bummer.

MAURA: Ninguna de las impresiones es muy clara.

JANE: Así que las cuatro dan negativo. Qué pena.

 

[vimeo 83585399 w=500 h=281]

Rizzoli & Isles (4) – Ep. 9 “Bummer” from Marta Baonza Jerez on Vimeo.

 

Y espero que no os llevarais ningún chasco con mi ausencia, cuando inventen días de 72 horas, seguro que publico con más asiduidad.

M.B.J.

Pin It on Pinterest